Dona ahora

Cómo encontrar la verdadera paz

Tal vez escuchaste la palabra “Shalom”; es la palabra hebrea más familiar que se traduce como “Paz”. La palabra “Eirene” es la versión griega, tal vez menos conocida. Sin embargo, el significado básico de ambos términos es el mismo: una sensación interior de bienestar. Pero, ¿alguna vez te preguntaste cómo encontrar la verdadera paz? Descúbrelo a continuación.

Si tienes preguntas o necesitas oración, por favor llena el formulario al final de esta página. También, si vives en los Estados Unidos y quieres contactarnos, puedes llamarnos al (800) 700-2582, o puedes mandarnos un mensaje por WhatsApp desde cualquier lugar del mundo.

*

El ejemplo de Job

En la Biblia podemos leer que, cuando Job tuvo que enfrentar una serie de terribles calamidades, su seguridad -que estaba basada en su reputación, relaciones y posesiones- se derrumbó, y como resultado, su sentido de bienestar fue destruido. Por eso se lamentó diciendo: “No tengo paz, no tengo tranquilidad. ¡No tengo descanso, sino sólo confusión!” (Job 3:26).

Sin duda alguna, todos, en algún momento de nuestra vida, nos hemos podido identificar con los sentimientos iniciales de Job. Sin embargo, Dios nos ha prometido que, si confiamos en Él, la paz que sobrepasa todo entendimiento gobernará nuestros corazones (Filipenses 4:7). Incluso en medio de situaciones devastadoras, puedes liberarte de la confusión, el miedo, la angustia, la inseguridad y la ansiedad.

¿Cómo? Simplemente debes creer.

Cree que Jesucristo te reconcilia con Dios

Saber esto trae paz porque:

  • No tienes que preocuparte de que Dios esté en tu contra. “Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5: 1).
  • No tienes que preguntarte si eres lo suficientemente bueno para ser aceptado por Dios. “Pero la gente no es considerada justa por sus acciones sino por su fe en Dios, quien perdona a los pecadores.” (Romanos 4: 5).
  • No tienes por qué sentirte ansioso por tu capacidad para cambiar tu propia vida. “Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva.” (Filipenses 1: 6).
  • No tienes por qué sentirte inseguro acerca de tu futuro. “Gracias a Cristo, también ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, la buena noticia de su salvación, y abrazaron la fe, fueron sellados como propiedad de Dios con el Espíritu Santo que él había prometido. Este Espíritu es el anticipo que nos garantiza la herencia que Dios nos ha de dar, cuando haya completado nuestra liberación y haya hecho de nosotros el pueblo de su posesión, para que todos alabemos su glorioso poder”. (Efesios 1: 13-14).

 

Cree que Dios es sabio, bueno, fiel, misericordioso y justo

Saber esto trae paz porque:

  • No tienes que estar ansioso por tus decisiones. “Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar”. (proverbios 3: 5-6).
  • No tienes que preocuparte de que Dios te abandone. “Y estoy convencido de que nada podrá jamás separarnos del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni nuestros temores de hoy ni nuestras preocupaciones de mañana. Ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios. Ningún poder en las alturas ni en las profundidades, de hecho, nada en toda la creación podrá jamás separarnos del amor de Dios, que está revelado en Cristo Jesús nuestro Señor”. (Romanos 8: 38-39).
  • No tienes que sentirte inseguro acerca de cómo te juzgará Dios. “Juzgará al mundo con justicia y a los pueblos con Su fidelidad”. (salmo 96:13b).

 

Cree que Dios es todopoderoso y tiene el control

Saber esto trae paz porque:

  • No tienes que manipular a personas o situaciones para tu bien. “Los que aman tu palabra
    disfrutan de mucha paz y no sufren ningún tropiezo”. (Salmo 119: 165).
  • No tienes que estar ansioso por la provisión de Dios para ti. “Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:19).

Cree que Dios obra todo para tu bien

Saber esto trae paz porque:

  • No tienes que preocuparte por cómo saldrán las cosas. “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que lo aman; esto es, a los que son llamados conforme a su propósito.” (Romanos 8:28).
  • No tienes que sentir el estrés de defenderte o impresionar a otras personas. “Mi victoria y mi honor provienen solamente de Dios; Él es mi refugio, una roca donde ningún enemigo puede alcanzarme.” (Salmo 62:7).

 

Job llegó a comprender estas importantes verdades, cuando al fin reconoció la sabiduría de Dios, diciendo: “Yo sé que tú lo puedes todo y que no hay nada que no puedas realizar. ¿Quién soy yo para dudar de tu providencia, mostrando así mi ignorancia? Yo estaba hablando de cosas que no entiendo, cosas tan maravillosas que no las puedo comprender. Tú me dijiste: «Escucha, que quiero hablarte; respóndeme a estas preguntas.» Hasta ahora, sólo de oídas te conocía, pero ahora te veo con mis propios ojos. Por eso me retracto arrepentido, sentado en el polvo y la ceniza” (Job 42:1-6). La Biblia nos dice que, después de esto, Dios lo restauró y le dio aún más de lo que había perdido.

Pídele a Dios que te ayude a creer en Sus promesas para que su paz pueda reinar en tu corazón. “Y que el mismo Señor de la paz les dé la paz a ustedes en todo tiempo y en todas formas. Que el Señor esté con todos ustedes”. (2 Tesalonicenses 3:16). Esta es también nuestro deseo y nuestra oración para tu vida.

*

¡Comparte este artículo!

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Recursos y ministerios relacionados