Dona ahora

¿Qué es el verdadero éxito?

¿Sabes qué es el verdadero éxito? No es lo que todos se imaginan. Descubre cómo alcanzarlo leyendo este interesante artículo.

Si tienes más preguntas o necesitas oración, por favor llena el formulario al final de esta página. También, si vives en los Estados Unidos y quieres contactarnos, puedes llamarnos al (800) 700-2582, o puedes mandarnos un mensaje por WhatsApp desde cualquier lugar del mundo.

*

Lo que el éxito no es

Cuando hablamos de «éxito», éste no siempre está determinado por los logros profesionales, la cantidad de bienes materiales o la influencia que tengas. El verdadero éxito no es poder, posición ni prestigio; es algo intrínseco y personal, que debería estar guiado por tus propios valores, convicciones y prioridades, y no por el estándar que impone la sociedad o las personas que te rodean.

Y es que el mundo define al éxito como la obtención de poder, o la acumulación de riquezas o fama. Sin embargo, en el Reino de Dios, la persona exitosa es aquella que decide vivir con propósito y aplicar los principios cristianos para el bien de la humanidad y para el honor y la gloria de Dios.

Esa prosperidad que generalmente se asocia con la definición de «éxito», es parte del plan que Dios tiene para ti. Pero no se refiere necesariamente a prosperidad económica, sino, principalmente, a tu vida espiritual.

Versículos bíblicos

Estos son algunos versículos bíblicos al respecto:

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. (3 Juan 1:2)

“Hijo mío, no te olvides de mis enseñanzas; más bien, guarda en tu corazón mis mandamientos. Porque prolongarán tu vida muchos años y te traerán prosperidad.  Que nunca te abandonen el amor y la verdad: llévalos siempre alrededor de tu cuello y escríbelos en el libro de tu corazón. Contarás con el favor de Dios y tendrás buena fama entre la gente”. (Proverbios 3:1-4)

¿Es el éxito algo malo?

No hay nada de malo en tener éxito personal, profesional o financiero, pero debes tener cuidado de que tus prioridades estén en orden, y que siempre agradezcas a Dios. La Biblia nos dice que “la verdadera humildad y el temor del Señor conducen a riquezas, a honor y a una larga vida.” (Proverbios 22: 4).

También, Jesucristo dijo que busquemos primero el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas vendrán por añadidura (Mateo 6:33). A los ojos de Dios, la persona exitosa es la que vive dentro del reino y según sus reglas. Todo lo demás debería tener una importancia secundaria.

Verdaderamente exitosos

Según Jesús, el éxito final para el cristiano no se trata de ser reconocido, realizar obras poderosas o alcanzar grandes hazañas, sino tener su nombre escrito en el Libro de la Vida, como puedes leer en Lucas 10:20. Principalmente, el éxito para nosotros debería basarse en la seguridad de nuestra salvación y en saber que tenemos vida eterna; pero más allá de eso, significa aprender y aplicar los principios celestiales aquí en la tierra.

El objetivo principal del hombre es glorificar a Dios y vivir una vida con propósito eterno. Cualquiera que tenga esto como prioridad, puede considerarse verdaderamente exitoso.

 

 

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Recursos y ministerios relacionados