Dona ahora

Si nunca fuiste mamá: El poder de tu influencia

Por: Milenka Peña

En medio de celebraciones y regalos por el Día de las Madres, quisiéramos dirigirnos con todo amor y respeto a aquellas mujeres que no son mamás. Tal vez estás muy joven y todavía no tengas hijos, pero en un futuro el Señor te regale una familia. No nos referimos a eso, sino a aquellas mujeres que, por decisión propia o no, no tuvieron hijos.

Si este es tu caso, es importante que te des cuenta de la profunda influencia que tú puedes tener en la vida de otros. El hecho de no haber tenido hijos no significa que no puedas ser tan importante como una madre que los vio nacer. No necesitas haber dado a luz para ser una mamá.

Piensa en esto: quienes son madres, tienen los hijos que Dios les envió y deben aceptarlos tal y como son, haciendo lo posible por criarlos, guiarlos, y ser los mejores modelos para sus vidas. Pero si tú nunca tuviste hijos, o si por cualquier razón no los tienes cerca tuyo, tú tienes la oportunidad de decidir a quién quieres influir. Tienes la opción de elegir a las personas en las quisieras dejar una huella. Tu legado podría transformar su destino.

Podríamos mencionar decenas de ejemplos de mujeres que no tuvieron hijos propios, cuyo legado continúa por generaciones y se multiplica para transformar la vida de miles de personas. También, otras que teniendo ya una familia, abrieron su casa y su corazón y cambiaron el futuro de un niño o niña a través del milagro de la adopción. O muchas otras que, siguiendo el mandato de la Palabra de Dios, eligieron ser mentoras de mujeres más jóvenes y ser una presencia constante en su vida.

Cualquiera que sea tu caso, tal vez Dios ha puesto en ti la semilla que va a germinar y bendecir a millares de vidas. O tal vez no sean miles, sino cientos. O decenas. ¡O una sola! Todos tenemos un círculo de influencia, y ese círculo puede ser gigantesco, o tan pequeño como una semillita de mostaza.

Aunque inviertas tu tiempo, talento y tesoro en una sola persona, y eso sirva para alentarla, ayudarla, acercarla más al Señor, y hacerle sentir tu amor incondicional, vas a poder comprobar que, como mujer, tienes en tu alma el regalo de la esperanza.

 

Si quisieras hablar con alguien que se interesa por ti, o si necesitas oración, por favor llena el formulario al final de esta página. También, si vives en los Estados Unidos y quieres contactarnos, llámanos al 1(800) 700-2582, o puedes mandarnos un mensaje por WhatsApp desde cualquier lugar del mundo. Y si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales presionando los botones a continuación.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Recursos y ministerios relacionados