Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

casaplasticoMaría en Guatemala tenía un sueño, un sueño muy distinto, en una época de crisis para su familia, lo único que soñaba era poner un techo sobre la cabeza de sus chiquitos. En un momento de desesperación, tu y yo y toda la familia del Club 700 Hoy decidimos hacer una visita, y no llegamos con las manos vacías.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

nidiaNidia, en Costa Rica. Cuando la conocimos, nos contó que, por muchos años, la frase "si se puede" fue una tortura para ella. En su caso, lo que siempre escuchó era lo contrario. Y como podrás imaginar, al cabo de los años, terminó creyendo que era cierto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

llagasEn Honduras un niño necesitaba ayuda. Él era el blanco del rechazo de sus compañeros de la escuela a causa de un padecimiento que se habría curado rápidamente, si la medicina que podía aliviarlo hubiese estado a su alcance.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

puesto¿Has escuchado a la gente decir que es duro trabajar como elefante para comer como hormiguita? Pues, Marta, en El Salvador, lo sabía, porque las largas horas que pasaba bajo el sol no le permitían alimentar a sus hijos. Pero los miembros del Club 700 Hoy decidimos que eso debía cambiar.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

sandaliasA Conchita, en México, el futuro le inspiraba mucha ansiedad. ¿Cómo podría alimentar a sus hijas si un huracán había eliminado la fuente de empleo de su esposo? En medio de la crisis, ella tuvo una idea y lo que necesitaba para echarla a andar y devolverle la tranquilidad a su familia, se lo diste tú.