Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

wendyEl pasatiempo favorito de Wendy, una niña de 10 años de El Salvador, es jugar a la escuelita para ser ella la maestra. Pero los juegos de Wendy, se vieron truncados cuando la pequeña enfermó.

 

Pérdida del apetito, dolor abdominal, una debilidad generalizada, y sobre todo una falta de concentración la llevó a tener una anemia severa, que incluso la hacían quedarse dormida en el salón de clases.

Los escasos recursos económicos de su familia impedían llevarla a un doctor, y eso solo agravaba la angustia de su madre, hasta el momento que se enteró que Operación Bendición iba a realizar una campaña médica. Wendy y su madre fueron, ahí, diagnosticaron que la niña tenía parásitos, que por no haber sido tratados a tiempo, ya estaban provocando consecuencias más serias, hasta la muerte.

La doctora le dio a Wendy una dosis de desparasitantes, así como vitaminas para combatir la anemia. Con tan solo dos días de tomar los medicamentos, al fin la sonrisa de Wendy volvió a su rostro.