Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

pozoSteyci de 7 años vive con su mamá, sus abuelos y su hermanito en una humilde casita hecha de madera y palmas. La luz para su casa en Iquitos, Perú, viene de un solo bombillo en la sala. Pero la electricidad no es su necesidad más grande.

 

Su único suministro de agua ha sido un pozo poco profundo que muchas veces se seca por completo.

Cuando el pozo se secaba esta familia no podía bañarse y sufrían pues Steyci tenía que ir a la escuela sin bañarse.

A veces los compañeros de clases de Steyci se burlaban de ella, incluso su maestro dice que ella no es aseada. Cuando eso sucedía, Steyci no quería salir de la casa, se sentía muy triste y no quería ir a la escuela.

Cuando Operación Bendición supo de la escasez tan crítica en esta zona de Perú, comenzaron a hacer pozos y actualmente han hechos 250. Fue así como esta ayuda llegó a la comunidad de Steyci y Rocío.

Rocío recuerda, “Estaba mirando cuando estaban metiendo el tubo. Estaba mirando cuando estaba haciendo la arena, mezclando. Todo. Yo estaba contenta. Hasta ahora estoy contenta porque tengo agua cerca.”

Ahora Steyci ya no tiene verguenza de ir a la escuela porque su uniforme siempre está limpio y Rocio está contenta porque recibió ayuda de Operación Bendición para hacer realidad el sueño que tenía de comenzar una pequeña tienda de alimentos en su casa.

Rocío, “Tengo agua disponible para bañarme. Mas que todo agradezco a Dios y a Operación Bendicion muchas muchas gracias”.