Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

ojitosDianita quería jugar con sus amigos, pero un problema en sus ojitos se lo impedía. Sus papás no podían ayudarla, menos aún, cuando la naturaleza había golpeado su medio de subsistencia.

 

Diana de 2 años de edad, siempre quiso salir a jugar, pero su mamá estaba temerosa, pues su hija nació con visión doble al tener cruzada la alineación de los ojos.

Daliv, “Muy a menudo se cae pues pierde el equilibrio debido al problema en su vista. Cuando la dejo salir y corre, ella se cae y se lastima”.

Daliv, la mamá de Diana, la llevó a un oculista para hacer algo por ella. La única opción que le dieron fue una cirugía, una opción inalcanzable para ellos, ya que gana muy poco dinero.

Daliv, “Mi esposo y yo hemos tratado de ahorrar algo, pero lo que él gana como pescador no nos lo permite, solo tenemos dinero suficiente para comprar comida”.

Además, las recientes inundaciones y las fuertes lluvias dañaron su bote pesquero.

Daliv, “Mi esposo no pudo trabajar, pero yo nunca perdí la fe de que Dios nos ayudaría”.

Cuando CBN llegó a su comunidad, se repartieron botes, para poner los que se perdieron con el tifón. Al papá de Diana se le dio uno de ellos. Además, hicimos arreglos para que Diana tuviera una cirugía gratuita para corregir su vista.

Daliv, “Cuando me enteré que CBN pagaría por la cirugía y los gastos médicos, yo le agradecí mucho a Dios por responder nuestras oraciones”.

Luego que los Doctores retiraron los vendajes en los ojos de Diana, ella pudo ver bien, y ahora es libre para jugar y correr. Ella ya está lista para asistir a la instrucción preescolar.

Daliv, “Mi hija es tan bella, estoy tan contenta de verla correr con sus amigos. Gracias CBN por ser el instrumento de Dios para ayudarnos”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar