Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Nadie conoce mejor tu cuerpo que tu misma. Toda mujer debe examinar sus senos una vez al mes. Al hacerlo de forma constante y siempre en la misma fecha, puedes descubrir cualquier cambio que se pueda formar.

¿Cómo se hace el auto-examen? Se debe hacer a cada glándula mamaria y cada axila. El momento ideal es después de la menstruación y al momento de la ducha, con tu piel mojada y enjabonada, con las yemas de los dedos de tu mano derecha examinarás tu seno y tu axila izquierdas, en la dirección de las manecillas del reloj.

Coloca tu mano izquierda detrás de tu cabeza y examina tu seno izquierdo, haciendo un poco de presión hacia dentro. Ahora coloca tu mamo izquierda en la cintura y toca tu axila. Luego, cambia de lado. Presta especial atención a pequeños bultos.

Al salir de la ducha párate frente a un espejo, levanta tus dos brazos y observa la piel de tus senos en busca de hoyuelos, cambios en la coloración, resequedad, secreciones en el pezón o descamación.

Consulta a tu médico de inmediato si notas algo. Pero tranquila. Gracias a Dios, la mayoría de las veces no es cáncer.

Pero si se trata de un cáncer y lo descubres cuando aún es muy pequeño, será mas fácil tratarlo y curarlo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar