Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

casaDespués de haber sido abandonada por su esposo, María Vázquez y sus tres hijos tuvieron que entregar la casa donde vivían, en Zacapa, Guatemala pues ella no pudo seguir pagando la renta.

María recuerda, “Yo no tenía para dónde agarrar y tuve que molestar a las personas para que me pudieran ayudar para vivir con mis niños. Mis hijos recibían desprecios, recibían regaños por otras personas, y yo pues, tenía que aguantar”.

Con sus propias manos, uniendo palos, lazos y pedazos de plástico, que recogieron del suelo, esta familia se hizo de un precario y frágil refugio al cual llamaron su nuevo hogar.

Con toda su valentía y esfuerzo, María trató de reparar la ausencia del padre de familia. Empezó a trabajar duro, haciendo varias tareas domésticas, entre ellas, lavar ropa de otras familias, en un río lejano a su comunidad.

Las pocas monedas que ella lograba producir, sólo alcanzaban para llevar a su casa la comida del día.

Los plásticos iban a ser el hogar de esta familia en gran necesidad, hasta que ocurriera un milagro.

Operación Bendición ayuda a varias familias en el área donde vive María, mejorando sus condiciones de vida. Así que cuando el equipo se enteró de la situación de María, decidieron construirle una nueva casa.

En asociación con un ministerio guatemalteco, la casa fue construida en tiempo record. Está fabricada de materiales resistentes y piso de cemento. Les provee un lugar seguro y les protege del sol, la lluvia y el frío.

También se estableció un negocio de crianza de pollos para incrementar sus ingresos.

María ahora provee de una mejor manera para las necesidades de su familia esto, gracias a Operación Bendición.

“Yo no esperaba esa ayuda, pero bendito sea Dios, ya lo tengo. Muchas gracias”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar