Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

deudasCuando se trata de manejar las finanzas personales, muchas personas ven que están gastando más de lo que ganan. Los consumidores pueden eliminar deudas, para facilitarlo le doy estos consejos prácticos:

Rastrear y analizar los gastos.

Guarde todos los recibos de compras hechas con efectivo y tarjetas de débito y crédito. Registre los gastos y revise sus patrones de compra. Sea conciente de dónde gasta su dinero para ver qué hábitos deben ser cambiados.


Prepare un plan de gastos que sea realista.

Para mantener los costos menores a su ingreso, piense en cuáles son sus necesidades verdaderas y qué son solo caprichos y gaste de acuerdo a lo que necesite. Como familia, priorice y justifique gastos del hogar. Analice, ¿cuánto dinero podrían ahorrar si salen a comer menos? ¿Los arreglos del automóvil son muy altos? Observe los patrones de compra de la familia entera. Empiece a hacer ajustes.

Crear un fondo para emergencias.

Encuentre maneras efectivas para apartar dinero luego de cada salario para gastos de emergencia. Los costos de reparaciones, salud, etc. pueden rápidamente ajustar su presupuesto. Cuando reciba una factura inesperada, usted estará preparado financieramente. En vez de utilizar su tarjeta de crédito, busque su fondo monetario para tales situaciones.


Pague deudas a tiempo.

Establezca una rutina para pagar sus cuentas eficientemente. Cuando los recibos de tarjeta de crédito están atrasadas, se producen impuestos adicionales. También esto afecta su historial bancario, lo que hace que sea más difícil conseguir un préstamo en otra ocasión.


Salga de su casa sin las tarjetas de crédito.

Hay estudios que muestran que los compradores gastan 33-34% menos si compran con efectivo en vez de tarjetas de crédito.


Pague las deudas con anticipación.

Prepare una lista de deudas y priorice. ¿Cuáles tienen mayores intereses? ¿Cuántos pagos hacen falta para terminar? Enfoque sus esfuerzos en pagar una deuda con anticipación, luego siga con la otra. Comprométase a estar libre de sus deudas.


Evite caer en deuda nuevamente.

No haga promesas financieras que le sea difícil cumplir, aléjese de la tentación.

Recuerde que nuestros recursos son de Dios. Podemos pedirle a Dios que nos ayude a ser mejores administradores de lo que Él nos ha dado.

Si usted está en una situación financiera difícil, es probable que fue algo que se dio por los años. No espere que todo se resuelva en poco tiempo. Piense que será un tiempo similar salir de sus problemas como lo fue para crearlos.

Aunque, usted sí puede acelerar el proceso. Decida pagar lo que usted debe, con un plan agresivo. Haga un compromiso para seguir adelante. Entre más comprometido esté, será más pronto donde verá la recompensa.

He escuchado decir que el éxito es “la comprensión progresiva de metas que valen la pena”. Enfóquese en lograr salir de su deuda y algún día lo estará. Usted tendrá muchos beneficios al ser libre financieramente.