Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

panasiukAndrés Panasiuk nuestro experto en finanzas comparte con nosotros sus valiosos consejos que nos enseñan a vivir bien cuando las cosas van mal.

Bueno, el día de hoy yo andaba pensando que podría traer para animar un poco a la gente del continente que está pasando por tiempos difíciles. Desde el año 2007, 2008 que hemos entrado en una crisis económica, y muchos países de Latinoamérica han seguido el camino de Europa, de Estados Unidos, pasando por momentos económicos difíciles. Entonces, hace un tiempito atrás escribí un libro que se llama "Cómo Vivir Bien Cuando las Cosas Van Mal." Y si usted nos está mirando y las cosas no están yendo demasiado bien, yo quiero compartir con ustedes rápidamente los diez mandamientos para vivir bien cuando las cosas van mal.

Número uno: atesora tu sueño. Yo creo que a pesar de las circunstancias y a pesar de las dificultades que tenemos, Dios siempre ha colocado un sueño en nuestros corazones. Eso que nos preguntaban cuando éramos chicos "¿qué queremos ser cuando seamos grandes?". Entonces cada uno de nosotros tenemos un sueño en el corazón. Atesora ese sueño. Síguelo. No lo dejes a un costado simplemente porque las cosas no están yendo demasiado bien. Ese es un tesoro para ti. Esa es la tierra prometida que Dios tiene para tu vida.

Número dos: abraza el dolor. Vivimos en una sociedad hedonista y desde los años 70 se nos ha enseñado equivocadamente de que el dolor es incorrecto. Eso está muy mal porque, en realidad, el dolor nos enseña a madurar y a crecer. El dolor es bueno y es parte de la vida. Lo tenemos que aceptar. Nuestros abuelitos y nuestros padres sabían que el dolor era parte de la vida, y lo aceptaban y lo vivían, y no tenían tantos problemas como nosotros con este asunto.

Número tres: controla tus expectativas. No estamos en los años 90, 1990, cuando la economía del mundo estaba expandiéndose a un ritmo muy inusual. En esto momento estamos pasando por momentos difíciles y entonces tienes que controlar las expectativas que tienes con respecto a tu estatus social y a las cosas que debes de tener en la vida.

Número cuatro: cultiva la perseverancia. Persevera a través de las dificultades. Dice por allí un proverbio chino que lo más importante en nuestras vidas no es que simplemente nos hemos caído, sino que cada vez que nos caemos nos levantamos. Y nosotros tenemos que aprender a caernos y a levantarnos. Caernos hacia adelante. Por ahí el famoso autor John Maxwell tiene un libro que habla de eso, de caerse, pero cuando ya te caes, cae para adelante. Cáete positivamente, aprende de tus errores, límpiate el polvo, y dice "bueno, vamos a seguir hacia adelante." Realmente, la gente exitosa en la vida son la gente que persevera a través de las dificultades. Si perseveras, al otro lado vas a ser más fuerte.

Número cinco: aférrate a la esperanza. Lo último que se pierde es la esperanza. Nunca pierdas la esperanza. Siempre está la posibilidad de volver a empezar y volver a crecer. La gente más millonaria del mundo y más rica del mundo se ha ido a la quiebra decenas de veces. Algunos de ellos se han ido a la quiebra diez, quince veces antes de pegarle al negocio que los convirtió en millonarios. Entonces, aférrate a la esperanza, nunca la pierdas. Y luego, aprende a producir limonadas. Los norteamericanos dicen: "Cuando la vida te da limones," señor, corta los limones, los pones en un poquito de agua, y te tomas una rica limonada. Aprende a hacer lo mejor de las situaciones difíciles.

Luego, perdona; porque muchas veces, cuando pasamos por dificultades en la vida es que alguien nos ha hecho algo. Pero si tú vas a dejar que esa raíz de amargura crezca en tu vida, vas a vivir una vida miserable. Entonces, perdona a los demás. Y se bondadoso con alguien. En medio de las dificultades, muchas veces nosotros miramos hacia adentro.

Aprende también a mirar hacia afuera, a darte cuenta de que las cosas no están tan, pero tan mal en tu vida.

Rinde cuentas a las personas que te rodean por como vives tu vida y cómo estás llevando a cabo el manejo de tu dinero.

Y, finalmente, sonríe. Sonríe a la vida, y aprende a hacer chistes y reír en medio de las dificultades.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar