Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

carroEl Doctor Andrés Panasiuk nos presenta su nuevo libro que se titula "Una esperanza y un futuro" y nos muestra a las mujeres a sus esposos y a los jóvenes especialmente, cómo poder comprar un auto.

 

Hay que tener algunas cosas en mente, porque muchas veces perdemos mucho dinero cuando compramos un auto o una casa.

En el caso del auto, te recomendaría cuatro o cinco cosas:

Número uno: Nunca te compres un auto del año. El auto es una de las peores inversiones que vas a hacer en tu vida. Tú sales del concesionario, doblas a la derecha, ya perdiste el 20 por ciento de tu inversión. Luego pasan dos o tres años y perdiste otro 20 por ciento más.

Después de los primero tres años de uso, el auto pierde el 40 por ciento de su valor.

Entonces, tú tienes que dejar que la gente que compraron el auto nuevo del año, que ellos pierdan el dinero. Luego tú tomas el auto con un 40 por ciento descuento y lo manejas por otros diez años, doce años y te ahorras ese dinero y lo usas para alguna otra cosa.

Mi política con los autos es la siguiente:

Yo manejo mi auto hasta que se hace polvo, y cuando se hace polvo, lo junto en una palita y lo manejo un poquito más.

El auto es una de las peores inversiones que vas a hacer en la vida. Excepto, por supuesto Amarilis, que compró su auto por 700 dólares y lo vendió por 1000 pero ese es otro cantar.

En general, nosotros perdemos mucho dinero cuando compramos un auto, aunque uno nunca compra un auto como una inversión, sino como una necesidad.

Acá el asunto es tratar de perder lo menos posible. Cuándo vas a comprar el auto, recuerda, que tú no vas a ser el amigo del vendedor, tú vas a hacer un negocio. Entonces mantén una relación cordial, pero formal, mantén las distancias.

Los vendedores tienen una personalidad amiguera, amigable. Ellos tratan de venderte el carro a través de la relación interpersonal.

Tú tienes que romper eso y tienes que mantener la distancia. Eso los va a llevar a ellos a tratar de remediar la situación y hacer arreglos contigo.

En segundo lugar, tú tienes que ver cuánto es que vas a pagar por ese auto, tienes que tener un número exacto de cuál es el máximo que vas a pagar por el auto.

Número tres, tú tiene que saber cuánto es lo que pagó el concesionario por el auto.

Haz investigaciones en la internet y averigua cuanto es que ellos pagaron, súmale un 5 o un 7 u 8 por ciento para que tengan una ganancia y después plántate en una cierta cantidad determinada.

También tienes que saber qué auto tú quieres, no aparezcas simplemente en el concesionario. Ve al concesionario, si tienen el auto que tú necesitas, lo compras, y si no tienen el auto que tú necesitas, no lo compras, te vas.

Cuando tienen el auto que tú necesitas al precio apropiado, pídelo por 24 horas para manejarlo, para que algún mecánico amigo tuyo le dé una miradita.

Y finalmente te recomiendo que cuando ya estés listo para hacer la compra y estén cerca de la negociación tu sacas tu chequera, tú la pones arriba de la mesa y tú dices: "Mira, el día de hoy yo voy a comprar un auto aquí. Yo quiero comprarlo y tengo el dinero para hacerlo. Que lo compre o que no lo compre es una cuestión tuya". Y entonces la presión ahora ya está del lado del vendedor para negociar contigo el precio que tú quieres pagar. Si no te da el precio, juntas tus cosas y te vas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar