Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

panasiukEn esta ocasión se encuentra con nosotros el Dr. Andrés Panasiuk. Para hablarnos de su libro dedicado a los jóvenes de 18 a 25 años, se llama "Una esperanza y un futuro. Sé más prósperos que tus padres".

 

Vamos a hablar del tema. ¡ATENCIÓN! "El amor es ciego y pobre"

Club 700 Hoy: Andrés Panasiuk y su fantástico y nuevo libro "Un futuro y una esperanza". Andrés, hablas en un capítulo de algo muy interesante: El amor es ciego y pobre ¿Cómo que es pobre?

Andrés Panasiuk: Es muy cierto. Porque la verdad es que los jóvenes se están casando el día de hoy y quieren tener en 3 años lo que a los padres les tomó 30 años acumular.

Son dos pollitos mojados recién salidos del cascarón y ya quieren tenerlo todo y eso les está trayendo problemas.

Entonces yo les escribí un capítulo allí en "Una esperanza y un futuro", que se llama justamente así. El amor es ciego y pobre. Eso significa que cuando empezamos en la vida matrimonial, tememos que empezar desde abajo.

Hay 6 o 7 recomendaciones que rápidamente me gustaría darle a los que están pensando casarse o a los que se acaban de casar:

Número 1: Comienza tu vida matrimonial completamente libre de deudas.

Paga tus deudas de estudio, trata de no meterte en deudas estudiantiles.

Paga la escuela en la medida en que lo vas estudiando. Toma clases en línea. Son mucho más baratas que vivir en la universidad. Busca formas creativas de estudiar y mantener los costos bajos.

La otra; paga todas tus deudas de tarjetas de crédito antes de casarte. Si cuando tú te casas, empiezas tu vida matrimonial sin deudas, eso va a ayudar muchísimo a bajar el nivel de estrés de la nueva pareja.

Número 2: Antes de poner la fecha de casamiento, hay que hacer un presupuesto y hay que ver si llegamos o no llegamos al final del mes.

Si no llegamos al final del mes, quizás hay que hacer algunas cosas creativas como por ejemplo: Conseguirse otro trabajo, incrementar los ingresos de alguna manera; ver cómo vamos a llegar y esperar hasta poder tener un buen plan antes de tomar la decisión de cuando nos casamos.

Número 3: Comprométete a no quemar la fortuna familiar el día de tu casamiento. Eso yo lo llamo "El síndrome de la cenicienta". Hay que romper con ese asunto.

Yo se que el día del casamiento es un día muy, muy, muy importante para nosotros, pero tú no puedes andar gastando, tirando la casa por la ventana, gastando dinero que tú no tienes en día de tu casamiento.

Mejor, pon las prioridades en orden, diviértete, ten a la familia, pasa un buen momento con los tuyos, pero toma control de los gastos y quédate con un dinero extra para poder invertir en una casita en un auto o en una inversión importante de la familia.

Número 4: Tiene que comenzar a vivir con un presupuesto familiar como dos meses antes de empezar la vida matrimonial. Eso les va a ayudar a practicar.

Luego también te recomiendo de que abran una cuenta de banco juntos, dos meses antes de casarse, de esa manera ya van poniendo el dinero allí y se van acostumbrando a manejar el dinero juntos.

Número 6: Una vez que vuelven de la luna de miel, unifiquen completamente la vida económica. Cierren todas las cuentas que tenían y todas las cosas que tenían como solteritos y ahora ábranlo como pareja.

Y finalmente: Abre canales de comunicación. Tenemos que hablar de finanzas todas las semanas, por lo menos, un par de horitas y una vez al año tienes que tomar todo un día para ver cómo te fue el año anterior y planificar el año que viene por delante.

Excelentes consejos. No solamente para los recién casados, sino para los que llevan ya varios años. Nunca es tarde para organizarse.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar