Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

wandaCuando pasaba por el mejor momento de su vida, a Wanda Rolón, en Puerto Rico, le diagnosticaron una terrible enfermedad. Ella siguió todos los tratamientos al pie de la letra, pero esto no era suficiente para salvar su vida.

Wanda Rolón de Puerto Rico nunca imaginó que un chequeo médico rutinario la llevaría a confrontar una dura realidad.

“Yo sentía que mi vientre se iba inflamando y sentía que estaba ganando cierto peso, que nunca he sido delgada pero era algo como que no era normal, me sentía hinchada. El médico me manda a hacer unos análisis y me dice: “Antes de ponerla en ningún tratamiento, es mi deber corroborar que su salud esté bien”.”

Sin embargo los resultados de esos análisis no fueron nada alentadores.

“Y fui donde el médico y él me dijo: “Hay que realizar una biopsia enseguida”. A los quince días de haberme hecho la biopsia, llegó la triste noticia de los Estados Unidos que yo padecía un tipo de cáncer que se origina en hígado y luego pues hace metástasis en cualquier otra parte del cuerpo”.

Wanda no comprendía por qué en la época en que más anhelaba servir a Dios debía enfrentar esa cruel enfermedad.

A pesar de su fe en Dios el cáncer al hígado no cedía, por el contrario parecía ensañarse más con su cuerpo.

“Luego me senté con la doctora y le pregunté: ¿Qué debo hacer ahora? Ella me dijo: “Por favor vaya a los Estados Unidos”. Me envió a Nueva York, al Memorial, que son especialistas en cáncer, que corroboraron el diagnóstico y en vez de veintidós tumores me certificaron que eran veintiséis y yo le dije: ¿Y qué se puede hacer?, y me dijo: “Bueno quizás un trasplante pero aquí no tiene tiempo, habría que esperar siete años, y usted no tiene ese tiempo”, miraba a mi mamá llorando y mi esposo y orábamos a Dios y le decíamos: “Señor, realmente necesitamos una intervención fuerte de tu parte”.”

Y una pequeña luz de esperanza comenzaría a brillar.

“Y una amiga me llamó y me dijo: “Le tengo una cita concertada con unos médicos que bajan de Jacksonville, de la Clínica Mayo” y me concertaron esta cita con este médico que era el que encabeza todo el staff de médicos patólogos. Me dice: “Reverenda, usted está muy joven para morir y yo acierto con él, le digo: “Yo también lo creo”, “y usted no tiene mucho tiempo. Sin embargo le quiero decir lo siguiente: “Yo creo que si se hace un trasplante pudiera ser que usted tenga más oportunidad de vivir”. “Si usted entiende que esa es la única salida que tengo pues yo voy a creer en el Señor y voy a creer en lo que usted me dice, voy a preparar todo y voy a salir hacia la Clínica Mayo en Estados Unidos. Deposité toda mi confianza en Dios y en esta Clínica Mayo y comenzamos a hacer una serie de estudios”.

Pero esos estudios solo confirmaban que Wanda debía recibir un trasplante de hígado urgentemente.

El dolor físico que debía enfrentar se tornaba mucho más intenso y Wanda empezaba a palpar la presencia de la muerte.

Pero en aquel instante en que sentía que no soportaba más, recibiría una llamada,

“Esta llamada representaba entonces la respuesta de lo que Dios me había dicho temprano en la tarde y me dijeron que la hija de un amado pastor, de Puerto Rico había sufrido un derrame, era hipertensa y por alguna razón solo puedo decir milagrosa, cuando se reunieron, la familia, uno de ellos dijo: “Si mi familiar no va a vivir y su hígado le puede servir a una mujer que espera un hígado y que le entreguen ese órgano a la pastora Wanda Rolón”.”

El trasplante fue todo un éxito, el organismo de Wanda toleró su nuevo hígado y su recuperación sorprendió incluso a los médicos que la trataron.

“La recuperación fue paulatina, pero aquí estoy, dándole gracias a Dios por el milagro tan grande que hizo conmigo, tengo que decirle al mundo entero que hay esperanza, que Dios es bueno aunque uno desfallezca un poquito porque uno es natural, pero tiene uno que reafirmar en lo que yo siempre dije: “No moriré sino que viviré, y contaré las maravillas del Señor”, pues yo supe que para Dios no hay nada imposible.”

Wanda confirmó que la fe en Jesús, sumada a un tratamiento adecuado y a tiempo puede derrotar al cáncer.

Disfrute de un estracto de la entrevista realizada a Walda Rolón en el Club 700 Hoy. La tenemos de invitada como autora porque la pastora Wanda acaba de lanzar su más reciente libro, “No Moriré”.

Walda Rolón: Ciertamente, el Señor me ha permitido plasmar en un libro el relato que vivimos durante este momento tan difícil que atravesamos de enfermedad.

Club 700 Hoy: Pastora Wanda, La Biblia enseña que la alegría es uno de los mejores remedios pero cuando uno recibe de este tamaño, tan devastadora, la tristeza de espíritu abate los huesos. ¿Cómo usted pudo contrarrestar toda esta tristeza que a un ser humano se le vuelca encima cuando escucha una noticia así?

Wanda: Precisamente por haber tenido ese fundamento Bíblico. Dentro de mí abrigaba siempre la esperanza de que yo fuera a vivir. Y si no vivía, pues aún así tenía la certeza de la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, entendimiento que entonces puedo llevar a la vida mía cuando te dicen que todas las puertas están cerradas entonces hay un gozo que es más grande que lo que yo puedo estar experimentando. En medio de todo, podía sentir esa paz y ese gozo del Señor.

C700H: Muchas personas que a lo mejor se están preguntando: “Bueno, y ¿por qué Dios si sana a unos y no sana a otros?, ¿es que no tienen la suficiente fe?, ¿es que no sé orar como corresponde?” ¿Qué les podemos decir a esas personas que atraviesan?

Wanda: Eso no es cierto, o sea, Dios es soberano y Él conoce tu vida por eso es bien importante. Dios te va a dar esa respuesta que estás buscando cuando sabes si vas a vivir o no vas a vivir. Yo sabía que yo iba a vivir porque todavía hay planes y proyectos y palabra que Dios me había entregado a mi vida por eso no me aferré a la muerte sino a la vida, sin embargo, he tenido la experiencia de hablar con muchas personas que ya saben que van a partir y aunque se ora con fe y todo, pero dentro de ellas hay una voz que le dice “¿Sabes qué?, se acabó el tiempo y vas a descansar”. Dios es soberano, en eso no podemos cuestionar a Dios.

C700H: Entonces la clave seria una relación con Dios muy intima y muy cercana para poder enfrentar momentos así con esa certeza.

Wanda: Pues claro, pues nuestro Dios es nuestro Dios estando vivos o ya pasado a la muerte, porque sabemos que hay vida eterna.

C700H: 20 años de ministerio y después usted enfrenta esta difícil situación. Mi pregunta es: ¿De qué manera esta situación le hace a usted sensible para ahora ministrar a aquellas personas que sufren?

Wanda: En definitiva, o sea, siempre he orado por el enfermo, siempre he tenido muy en cuenta a la gente que pasa por problemas pero jamás en la magnitud que siento ahora cuando yo misma tuve que atravesar ese valle de tristeza y de sombra de muerte. Así es de que definitivamente me ha hecho una persona mucho más sensible al dolor, al quebranto de los demás, a la enfermedad que este día a día que lo vemos en todo lugar, así es de que me ha hecho crecer mucho más para ser más eficaz y más sensible a nuestra humanidad, a nuestros semejantes.

El título de nuestro libro es “No Moriré” pero no es que yo no iba a morir físicamente aunque me aferre a la vida, es que la fe no puede morir nunca, hasta el último momento no se puede perder la fe porque la fe en tu Dios y tu confianza, y tu relación con Dios es lo que te mantiene ahí. No importa lo que estés atravesando, no importa las luchas, no importa el diagnóstico Dios tiene siempre la última palabra y esa debe ser nuestra confianza. Nuestro reposo, nuestra paz, que Dios está en control y si Dios está en control, y yo puedo creer que Él está en control, definitivamente yo voy a enfrentar la situación diferente.

wanda

Descargue el material gratuito de Wanda Rolón haciendo clic en la imagen o AQUÍ

Para más información de Wanda Rolón:

Pagina de Facebook: "Apostol Wanda Rolon"

Pagina Web: www.alaba.org

Vimeo.com: http://vimeo.com/lasendaantigua

Twitter: http://twitter.com/#!/wandarolon

Blog: http://alabablog.org/

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar