Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

hector2Club 700 Hoy: En tu historia hay muchas transiciones que han marcado tu vida, o sea, de ser un músico tocando en la fama, en unas plataformas seculares a cantarle a Dios, de haber estado toda una vida en México, ahora en Chicago, en los Estados Unidos.

Héctor Hermosillo: Muchas transiciones. Yo creo que la mayor de ellas es cuando el amor de Jesucristo vino a mi corazón, para mí la música al principio fue una puerta de escape para salir del dolor en que me encontraba como chavito, como niño, mi papá se fue a los 7 años, etcétera, la historia es muy larga.

En el año del 90, Luis Miguel nos pide que sigamos adelante con la banda pero teníamos un camino más excelente que seguir, y ahí comenzó una nueva aventura de fe para nosotros y hemos vivido aventuras interesantes de fe, ya no solamente yo solo, sino como familia, como hermanos, mi hermano y yo, y ahora con mi esposa y mis hijos.

Estamos en la ciudad de Chicago y no estamos trabajando, estamos amando a la gente de allá, diciéndoles qué bueno es Dios y cómo tiene Dios misericordia de ellos.

Club 700 Hoy: ¿Cómo ha impactado esa experiencia en Chicago a tu ministerio, a tu vida?

Héctor Hermosillo: Convirtiéndome en una persona diferente, enfocada no en mi, ni en mi ministerio, sino en lo que Dios quiere para esa comunidad que sufre, que está en las tinieblas, que está en el medio de la nada y que Dios ama tanto, y estoy feliz de hacerlo.

Club 700 Hoy: ¿Alguna diferencia entre la gente con la que te relacionabas en México y el corazón de la gente, de hispanos, acá en Chicago?

Héctor Hermosillo: Pues muchas diferencias culturales porque en Chicago hay de chile, de mole y de guacamole y de todo, pero la esencia como tú dices, el corazón, es la misma, una necesidad tremenda de Cristo, y yo creo que la comunidad hispana en los Estados Unidos estamos listos para recibir todo lo que Dios tiene del cielo a través de Jesucristo.

Club 700 Hoy: De tu producción musical, nos regalas una canción que se llama “Tócame”. ¿Qué te llevó a seleccionar esa canción en particular?

Héctor Hermosillo: Te platico que este disco es una colección de rolas de cachetito celestial con Papá Dios. Es lo que yo le llamo.

Club 700 Hoy: De mucho enamoramiento espiritual.

Héctor Hermosillo: Correcto, entonces son rolas que en esos diez años me han acompañado de una manera muy particular, tanto para hacer ministerio, como en mi tiempo devocional con Dios. Entonces “Tócame” es de un amigo que se llama Lino López pero que yo le hice un arreglo en el pasado, y que ahora la traemos con una nueva versión, me encanta, y bueno pues ahí está, colección de cachetito celestial.