Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

pescadores¿Pues quién mejor que unos pescadores para darnos algún secreto para tomar el control en medio de una tormenta? Juan y Luciano son Pescadores en el Puerto de Mar del Plata. Nos cuentan como es un día de su trabajo.

Un día mar adentro es salir a las 7 de la tarde, tirar la red, arrastrar toda la noche y cada dos o tres horas levantar hasta que se haga de día.

Se pesca de a dos embarcaciones, uno agarra una punta de la red, la otra embarcación, la otra y se rastrea. La red queda en el medio, va por el fondo entonces se busca la ecosonda de una a tres horas.

Cuando zarpa una embarcación, levanta la red y la otra se pone de popa y agarra la manga con la bolsa y levanta el pescado, lo pone en la bodega.

Vienen varias especies hay como siete, ocho, diez especies diferentes.

Cuando se termina de seleccionar el pescado, se preparan los envases, los cajones para mañana, se revisa que todo esté bien, que la red esté bien, se amarra y los pescadores se van a casa, comen, duermen y al día siguiente vuelven al trabajo.

Pero este oficio cuenta con un imprevisto extra: el mal tiempo

Y cuando se está en un peligro siempre se está pensando en algo que le ayude. ¿Quién lo va a ayudar? Uno de arriba.

“Nosotros ese día salimos a levantar las redes de tramayo, que es para pescar el tiburón y alcanzamos a caminar una hora cuando llegó la tormenta fuerte y no podíamos hacer más nada, alcanzamos a llegar a tierra no se, fue un milagro porque la lancha ya estaba a flor de agua porque subía agua, subía agua, subía agua y no daban a vasto a sacarla porque era tanto el viento que se había hecho un oleaje fuerte, entonces había olas de un lado, viento de otro y subía agua de proa, agua de popa, agua de los costados y nosotros veíamos la entrada a puerto pero no llegábamos, no llegábamos no llegábamos hasta que gracias a Dios, que nos espera con los brazos abiertos. Gracias a Él pudimos entrar”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar