Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

metalTodos tenemos dones y talentos, y la creatividad es uno de ellos. Veamos juntos esta historia de un hombre dominicano, quien en un momento determinado de su vida cuando no pudo ejercer su profesión, usó su creatividad para desarrollar una destreza muy singular.

Soy Norberto Aquino, dominicano. Luego de mi graduación de universitario, mi padre, personalmente, tomó el vehículo y me llevó a donde sus amigos y empresas que él consideraba que yo podía empezar a fungir como ingeniero que fue en lo que me gradúe. Todos tuvieron en común en decir algo, que necesitaban a alguien pero necesitaban a alguien con experiencia. Yo me rompía la cabeza diciendo: “pero si nunca empiezo, nunca voy a tener experiencia”.

Me fui a casa, muy desanimado, mi papá me dijo que no me preocupe, pero ¿que sucede? Mi hermano le vendía letritas a sus amigos hechas con material de alambre de telefonía, que tienen color. Cuando él botaba un pedazo de alambre, yo lo tomaba y viendo televisión en mi cuarto, con ligera preocupación de mi futuro, yo lo que hacía al alambre sin ninguna pretensión, lo doblaba, y le hacía una basecita. Llegó un momento en que yo ya tenía mi cuarto lleno de estás figuritas, hasta que un día entró el vendedor de mi hermano y me dijo: “¿porque tu no haces una de esas figuritas que sirva para algo? Lo que hice fue una pequeña extensión, para que la gente pudiera poner un lápiz, un lapicero.

Mi sorpresa fue que él las vendió, y yo seguí haciendo figuritas para que la gente pusiera en su escritorio, un lápiz o un bolígrafo. Hasta que a alguien se le ocurrió que le hiciera un gatito, una palomita, una bicicletita, y todo empezó así.

Lamentablemente, mi hermano, seis años después que teníamos ya toda una empresa, Manitos S.A. , él partió infelizmente y efectivamente yo empecé a hacer mis alambres, y en vez de hacer letritas y esculturas, vi que estaba de moda que la gente se pusiera cosas en las manos, en el cuello, en los aretes y empecé con mi esposa una línea de accesorios, totalmente hecho de alambre, y a Dios las gracias, nos va muy bien con este proyecto nuevo.

En todas partes del mundo, trabajan metal, lo que pasa es que yo uso una técnica que a mi se me ocurrió. Todo lo que yo hago, obedece a una sola vuelta del metal, no hay soldadura, no hay pegamento.

Dios aparece en tu vida y él te va a dictar por donde tú debes de ir. Hay un versículo en la Biblia, que yo lo oí hace muchos años, y yo lo uso como punta de lanza, Marcos 5:36, termina diciendo: “no temas, cree solamente”. La idea es creer siempre, pero yo te recomiendo que dentro de todas las cosas que se puedan hacer, tú trates de hacer lo mejor. O sea, tú tienes que quererlo de verdad. Tienes que tener fe, y trabajar mucho, y ser paciente. Enfócate en lo que tú quieras, todo el mundo tiene talento, Dios nos creo a su imagen y semejanza y tú tienes que descubrirlo, ese es tu trabajo. Dios es la respuesta a esas cosas que uno busca y no encuentra.