Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ajiEl chef Álvaro en Perú nos enseñará a preparar un plato que es uno de los más pedidos y más consumidos en el Perú: El ají de gallina.

 

Conforme a los orígenes, cuentan de la existencia de un pariente de la gallina en tiempos Incas llamada hualpa y que era además de suma importancia en aquellos tiempos.

Así sugieren que el plato actual es fusión de ingredientes españoles y quechuas.

Y para poder preparar un rico ají de gallina necesitamos lo siguiente.

Vamos hacer como primer paso un rico aderezo. ¿Qué necesito para eso? Cebolla, ajo licuado, crema de ají mirasol.

Con esto nos vamos a la olla y vamos a preparar aceite vegetal.

La cebolla, el ajo que se vayan cocinando, y de ahí la crema de ají amarillo.

Una vez que tenemos este aderezo, este rebodado listo, vamos a ponerle una mezcla de pan molde o pan lactal, en algunos países, con leche.

En el caso de nosotros, usamos leche evaporada, un poco más pesada. Podría quedar bien con leche cruda, con leche natural, hasta que tenga esa consistencia.

Esto se lo vamos a agregar ahora a nuestra preparación. Vamos a integrar a fuego muy bajo para que se vaya cocinando suavemente; si no, se quema el pan y se malogra la preparación.

Una vez que se integró el pan con la leche, con el ají, y con este rebodado de cebolla, ajo, y ají; le vamos a agregar caldo de pollo para ir hidratando la preparación de pan hasta que tenga la textura que queremos.

Y ya que está con la textura lista, le agregamos el pollo deshilachado, el que hemos cocinado en la olla con las verduras. Lo hemos deshilachado no muy delgado sino que se sienta el pollo, y lo vamos a agregar ahora a nuestra preparación.

Condimentamos: sal, pimienta, un poquito de comino, muy poco, mezclamos.

Para terminar y darle un sabor súper especial le ponemos pecanas. Picadas y algunas enteras. Si no conseguimos pecanas le podemos poner nueces.

Y terminamos con un poco de queso parmesano, un toque de orégano si es el gusto de cada uno. Si no quieres ponerle orégano, no hay ningún problema.

Y mezclamos, integramos, y el ají de gallina ya está listo.

Lo acompañamos con arroz, arroz con choclo, arroz con perejil, queda muy bien; y lo decoramos con una rodaja o un gajo de huevo duro, y unas aceitunas negras, aceitunas de botija.

Y con eso tenemos listo el plato.

receta

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar